Noticia: Investigadores del IDIVAL y Valdecilla, en colaboración con el Centro de Investigación CIC bioGUNE, estudian nuevos agentes terapéuticos para pacientes con hígado graso

La enfermedad hepática por depósito de grasa, que afecta a cerca del 24% de los cántabros, es una de las principales líneas de investigación del Grupo de Investigación Clínica y Traslacional en Enfermedades Digestivas del IDIVAL

Santander - 07.07.2020

Investigadores del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla y de la Fundación Instituto de Investigación Sanitaria Valdecilla (IDIVAL) han colaborado en un trabajo que estudia la molécula GalNAC-MCJ como un prometedor agente terapéutico para pacientes con hígado graso y estadios avanzados de enfermedad. Este proyecto internacional está liderado desde el Liver Disease de CIC bioGUNE por la doctora Malu Martínez Chantar y es fruto de una estrecha colaboración que viene realizando el servicio de Digestivo el Hospital Valdecilla con el CIC Biogune. 

El trabajo, que ha sido publicado recientemente en la revista 'Nature Communications', ha realizado estudios preclínicos en modelos de toxicidad de hígado graso con moléculas GalNAC, diseñadas por Alnylam Pharmaceuticals, dirigidas al inhibidor de la cadena respiratoria mitocondrial MCJ. 

"La mitocondria es el principal orgánulo energético de nuestra célula y es esencial para metabolizar de forma activa la acumulación de lípidos que inducen una respuesta tóxica asociada a esta patología del hígado", ha explicado la doctora Malu Martínez Chantar.

"Por tanto, la mitocondria es una de las primeras barreras de defensa de nuestro hígado y pierde su actividad en estadios avanzados de la enfermedad"", ha concluido.

La enfermedad hepática por depósito de grasa (EHDG) es una de las principales líneas de investigación del grupo de investigación Grupo de Investigación Clínica y Traslacional en Enfermedades Digestivas liderado por el doctor Javier Crespo y del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla. 

De hecho, en Valdecilla se han realizado distintos estudios sobre esta enfermedad, ya que en Cantabria en torno a un 24% de los cántabros sufre esteatosis o hígado graso, porcentaje "muy similar" al de otras comunidades autónomas de España y, en general, al del mundo occidental.

Se estima que alrededor de 1.500 millones de personas sufren de hígado graso. Esta acumulación anómala de lípidos en el tejido hepático produce una respuesta inflamatoria y una posterior inducción de colágeno por las llamadas células estelares, lo que finalmente puede desembocar en el desarrollo de fibrosis y la disfunción grave del hígado. 

El 15% de los pacientes con patología hepática leve progresa a estadios más avanzados de la enfermedad y con gravedad creciente, como son fibrosis, cirrosis y, finalmente, cáncer de hígado, en un porcentaje cercano al 10%. De hecho, datos epidemiológicos apuntan a que la incidencia de cáncer hepático derivado del hígado graso ha aumentado de forma significativa frente a otras etiologías históricamente prevalentes como las hepatitis víricas.

La investigación ha sido realizada por el laboratorio Liver Disease de CIC bioGUNE, liderado por la doctora Malu Martínez Chantar, investigadora de CIC bioGUNE y del CIBER de Enfermedades Hepáticas y Digestivas (CIBERHD), en colaboración con la doctora Mercedes Rincón, de la Universidad de Colorado (Anschutz Medical Campus of Medicine), y del doctor Juan Anguita (CIC bioGUNE), dentro de un consorcio de formado por científicos nacionales e internacionales, tanto de hospitales como de centros de investigación básica y traslacional, como son: el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla (Santander), Geisel School of Medicine en Dartmouth (Estados Unidos), Departamento de Fisiología de la Facultad de Medicina y Enfermería de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), Instituto de Investigación Sanitaria Biocruces, Instituto de Investigación Sanitaria de La Princesa y Universidad de Colorado (Estados Unidos).

9781817